Artículo 5



Edición posterior a la traducción automática

La habilidad y el conocimiento del traductor

Si usted necesita la traducción de su sitio web, de su negocio o de comunicación personal, ¿utiliza un traductor o se basa en la traducción automática y su propio conocimiento de la lengua de destino?

La traducción automática es muy útil: traductores profesionales utilizan esta tecnología todos los días para ayudar a la búsqueda de palabras y frases o para traducir pasajes como un sustituto de los programas caros de traducción.  Sin embargo, el número de nombres inapropiados y la frecuencia de un extraño orden de las palabras exigen una revisión rigurosa y, a veces, una edición completa para lograr un texto comprensible y gramaticalmente correcto de una traducción con sentido.

El autor de Is That A Fish In Your Ear? Translation and the Meaning of Everything (‘¿Hay un pez en tu oído? Traducción y el sentido de todo’), 2011, David Bellos, afirma "La traducción es lo que obtienes, pero la traducción no es realmente lo que hace Google. Es como la diferencia entre la ingeniería y el conocimiento. Una solución de ingeniería es hacer que algo funcione, pero la forma de hacer el trabajo, no tiene necesariamente nada que ver con las cosas subyacentes. Los aviones no funcionan de la misma manera que las aves". 
 (Tomado del artículo http://www.guardian.co.uk/science/2011/nov/27/translation-creating-global-language)

En una traducción sobre la teoría de la música, he utilizado la traducción automática para una parte del trabajo. Como resultado de ello, tomé la mitad del tiempo para editar lo que yo habría tardado con la traducción palabra por palabra. Sin embargo, el glosario inicial necesitaba una cuidadosa investigación para la traducción correcta y los usos posteriores de la terminología musical tenía que ser correspondientes o investigados aún más una vez que el contexto fue captado en su totalidad. Esto es algo que una traducción automática no puede hacer y la razón para que la traducción o la post-edición es tan vital para crear un texto coherente que transmite el significado de la pieza original. Traductores ahora dan un servicio más rápido, lo cual le beneficia a usted, con los resultados de excelente calidad, y que mejora su imagen. Ellos tienen el conocimiento y las habilidades que no puede ser superado ni tan solo igualado por la traducción automática.

Hace poco vi la película “Su otra esposa”, una película de 1957 con Spencer Tracy y Katherine Hepburn, donde se introduce una "máquina de computación" en la oficina lo cual inculca miedo, valga la redundancia, en los investigadores que trabajaban allí. Podría ser eficaz en las tareas que les llevaría semanas a las mujeres, pero el pensamiento lateral derrotó completamente la máquina. Lo mismo se aplica a la traducción: la tecnología y los humanos que trabajan en conjunto ofrecen el mejor servicio.

La edición posterior por un traductor profesional es la forma más eficaz de corregir los errores gramaticales, terminología incorrecta, confusiones de vocabulario y los errores de ortografía que se pueden producir por la traducción automática. Traductores toman el texto como un todo, consideran el contexto, estudian el tema, investigan las connotaciones posibles o las variaciones en el significado y construyen una sintaxis y estructura coherente. No piense que los traductores son redundantes; aproveche de sus habilidades.

Volver

 



Más en nuestro sitio

Artículos

Publicaciones

Precios

Filosofía

Básicos web

Sitemap

Enlaces externos

Perfil APTIC

Perfil LinkedIn

Perfil Ediciona

Base de datos ISBN

castellano english catala